**Por «buena conducta» podría obtener su libertad incluso antes.
**Sus delitos por asociación delictuosa y lavado de dinero son «delitos menores».
**En manos de la FGE está el poder enjuiciarlo por el delito de desaparición forzada, «delito mayor».
**Si la FGE lleva con firmeza dicho proceso legal por ese delito Duarte se quedará muchos años en la cárcel.
Xalapa, Ver.- El exgobernador Javier Duarte de Ochoa, quien permanece internado en el Reclusorio Norte, en la Ciudad de México, por los delitos de asociación delictuosa y lavado de dinero, podría recuperar su libertad pronto su la Fiscalía General del Estado de Veracruz (FGE) no hace su trabajo como debería hacerlo, dijo el abogado reconocido penalista Rodolfo Reus Medina.
Por esos delitos «menores» le impusieron a Duarte de Ochoa una pena de 9 años de prisión, los cuales comenzaron a contar desde el 15 de abril del 2017, cuando fue capturado en Guatemala, además de que pagó una irrisoria e insultante multa de 58 mil 890 pesos.
A la fecha, el exgobernador ha pasado cinco años en la cárcel, por lo que Reus Medina no descartó que pueda solicitar dentro de poco la liberación anticipada por «buena conducta» al interior del Reclusorio Norte.
Sin embargo Reus Medina reconoció que el futuro en la cárcel de Javier Duarte de Ochoa, surgió de la habilidad de la Fiscalía General del Estado (FGE), que le inició una carpeta de investigación por el delito de desaparición forzada, que le fue notificada en diciembre del 2021. 
 
El abogado recordó que Duarte de Ochoa cumple una sentencia de 9 años de prisión por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y asociación delictuosa, toda vez que se apegó a un procedimiento abreviado aprobado por la Fiscalía General de la República (FGR), mediante el cual reconoció su culpabilidad, y por eso le fue reducida la sentencia que se le dictó.
Ya solo faltan 4 años para que cumpla con su sentencia y al tener más de la mitad, su defensa podría solicitar el beneficio de una libertad anticipada, independientemente de que esté enfrentando un proceso por el delito de desaparición forzada. 
 
De cumplir la sentencia de los 9 años, dijo, su defensa decidirá cómo enfrentar la acusación del delito de desaparición forzada, ya que esa carpeta de investigación es el único obstáculo para que el corrupto ex gobernador recupere su libertad. Si Duarte de Ochoa logra evitar la vinculación a proceso por desaparición forzada por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE), en abril del 2026 alcanzaría su libertad total, o incluso antes, si sus abogados realizan una defensa legal adecuada y tumban el proceso penal que tiene en sus manos la Fiscalía Estatal de Veracruz, encabezada por Verónica Hernández Giadáns.
“No creo que el futuro de Javier Duarte sea de muchos años más en la cárcel si la FGE no hace bien su trabajo. El nuevo sistema penal es acusatorio y en igualdad de circunstancias; ahí depende de la habilidad de los fiscales (para aportar las pruebas que sustentan el delito de desaparición forzada). Los Juicios Penales se ganan en la mesa de debates, quien tenga mejores argumentos, mejores pruebas, y los procesos bien hechos serán quien triunfe, sentenció.

Por AdmiN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *