Veracruz, Ver.- Rosa María Hernández Espejo, diputada federal, informó que aportará más pruebas de la existencia de la empresa fantasma que utiliza desde hace años el Ayuntamiento de Veracruz para pagar la nómina municipal, donde dicha empresa cobra más de $90 millones de pesos cada año por tal motivo.
 
Hernández Espejo, advirtió que aportará más recursos al expediente que se integra para investigar a la empresa Laynher Estevia SA de CV, que paga la nómina de al menos 3 mil empleados del Ayuntamiento de Veracruz desde la administración de Fernando Yunes Márquez (2018-2021) y que ahora sigue utilizando la alcaldesa Patricia Lobeira.
 
La Diputada Federal refiere que dicha empresa se dedica a la organización de espectáculos, como domicilio tiene un edificio donde no hay nada relacionado con dicha empresa en la Ciudad de México, y se creó meses antes de que entrara en funciones en diciembre de 2018 el exalcalde de Veracruz, Fernando Yunes Márquez.
 
El ayuntamiento le paga a dicha empresa para que esta maneje las cuentas del pago de los trabajadores de confianza municipales a quienes también les cobra, pero no hace nada por ellos. No les dan recibo, cobran las quincenas y no tienen evidencia del cobro.
«Los empleados municipales nunca han visto ningún beneficio, sino que les descuentan un porcentaje del salario que cobra dicha empresa fantasma ligada a la familia Yunes. Ya está la denuncia, es un avance», dijo Hernández Espejo.
 
De acuerdo a datos de regidores de Veracruz con la empresa «fantasma» Layner Stevia SA de CV, los Yunes desvían más de 96 millones de pesos cada año (que es lo que cobra) por manejar y pagar la nómina municipal, según el reporte ODS006 del Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS).
 
Layner Stevia SA de CV dispersa 820 millones de pesos cada año por el pago de la nómina en el Ayuntamiento de Veracruz, pero no es una compañía regular, incluso tiene el giro de Promotora de Espectáculos con dirección en Tlalpan, Ciudad de México en un edificio donde no hay ninguna oficina de dicha empresa.
 
En días recientes, la regidora municipal Virginia Roldán señaló la existencia de una empresa fantasma que dispersa el 70 por ciento de toda la nómina del Ayuntamiento por 820 millones de pesos al año y que cobra 96 millones de pesos al año por dicho «trabajo».
 
Además la regidora Virginia Roldán dijo que esa decisión no fue ni votada, ni aprobada en sesión de cabildo y se ha ignorado la demanda de transparentar la información a la alcaldesa Patricia Lobeira quien hace oídos sordos ante dicha corrupción por medio de la empresa fantasma de la Familia Yunes Márquez donde ella está embarrada hasta el cuello.

Por AdmiN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *