**Lima Franco le dejó de transferir 57 millones 471 mil 900 pesos a la U.V.
**Ni por que es su «alma máter» la UV se salva ahora del desprecio de Lima Franco.
**La ASF recrimina que los recursos llegan en tiempo, pero en Sefiplan los «sudan y retienen» hasta por 49 días.
 
Xalapa, Ver.- Tal como sucedía en el gobierno de Javier Duarte de Ochoa donde se dejaron de aportar recursos a la Universidad Veracruzana (U.V.) y en otros casos atrasaban las ministraciones hasta por 49 días, ahora de la misma manera la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) cuyo titular José Luis Lima Franco ha dejado de transferir las aportaciones millonarias en tiempo y forma a la máxima casa de estudios, así lo reportó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) quienes evidenciaron al funcionario estatal.
 
Así lo establece la segunda entrega del Informe de la Cuenta Pública 2021 elaborado por la Auditoría Superior de la Federación, donde indica que el Gobierno de Veracruz, a través de la Sefiplan, dejó de transferir 57 millones 471 mil 900 pesos a al Universidad Veracruzana.
 
«Mediante la Sefiplan, el Gobierno del Estado de Veracruz no aportó a la UV la aportación convenida en el Segundo Anexo de Ejecución, por 57 millones 471 mil pesos», estableció de manera puntual el informe de la ASF.
 
En ese sentido, la Auditoría Superior de la Federación indicó que la administración estatal cayó en un incumplimiento del Segundo Anexo de Ejecución al Convenio Marco de Colaboración para el Apoyo Financiero número 0749/21, suscrito el 30 de noviembre de 2021, cláusula tercera, inciso A.
 
Por tal razón, estableció la promoción de responsabilidad administrativa y sancionatoria 2021-B-30000-19-1866-08-002 y ordenó a la Contraloría General del Estado para que realice las investigaciones pertinentes y, en su caso, inicie el procedimiento administrativo correspondiente por las irregularidades de los servidores públicos que no realizaron la aportación estatal convenida.
 
La Auditoría Superior de la Federación también detectó que la Sefiplan registró atrasos de 26 a 49 días para transferir los recursos financieros a favor de la Universidad Veracruzana, lo que a todas luces es una violación que tendría sanciones administrativas ya que el dinero estaba ahí en tiempo y forma, pero lo «sudaron» y no lo entregaron a la U.V.
 
Por tanto, igualmente la ASF ordenó investigar la razón por la cual de manera constante los rendimientos llegaron con atraso o incompletos desde la Sefiplan a los entes a donde iban destinados, cosa que se ha vuelto muy recurrente en dicha secretaría.

Por AdmiN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *