**Extorsionaba junto con sus cómplices utilizando el nombre de Cisneros Burgos y Gómez Cazarín.
 
Xalapa, Ver.- Dicen los que saben que después de tanto indagar tras el tremendo escándalo que se originó con el tema de los «Moches Millonarios» por limpiar cuentas públicas municipales desde el ORFIS, es el priista Ranulfo Márquez Hernández quien realmente movió el pandero en el Órgano de Fiscalización Superior del Estado (ORFIS), donde despacha Delia González Cobos, quien por lo visto le dio «manga ancha» al priista para hacer y deshacer en el organismo autónomo.
 
El «modus operandi» de Ranulfo Márquez consistió en apantallar a los ex alcaldes utilizando el nombre del Secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos cuando este no estaba ni enterado de lo que estaban haciendo «Cabeza de Lata» y sus cómplices para extorsionar a ex alcaldes y que cayeran en la trama de los moches millonarios operados desde el ORFIS.
 
Otro de los operadores y cómplice de Tonicho resultó ser el destituido Presidente de la Comisión de Vigilancia del Congreso Local, Luis Arturo Santiago Martínez, quien usaba el mismo esquema que Ranulfo, pero este utilizaba el nombre del Presidente de la Jucopo, Juan Javier Gómez Cazarín para ir por ahí extorsionando con el tema de limpiarles las cuentas públicas a cambio de moches millonarios.
 
Desde las entrañas del ORFIS se quejan que es el priista quien da las indicaciones directas para realizar los actos de corrupción al interior del organismo autónomo. Y acusan que tanto «Cabeza de Lata» como el expresidente de la Comisión de Vigilancia del Congreso local, el diputado Luis Arturo Santiago Martínez, con una exlegisladora, y junto al cuñado de González Cobos, Luis Leonel Díaz Figueroa, son en realidad quienes gestionaban los “moches” con la promesa de «maquillar» las cuentas públicas en los municipios.
 
Por lo visto el asunto no les resultó y se evidenció de una vez por todas a Ranulfo Márquez y a todos sus cómplices, por lo que ahora deberán enfrentar las consecuencias legales por andar extorsionando y usurpando nombres como el de Cisneros Burgos y Gómez Cazarín para conseguir sus fechorías y corruptelas desde el ORFIS.
 
Por lo visto Ranulfo Márquez quiso jugarle como lo hacía en la época del exgobernador Fidel Herrera Beltrán donde hacía y deshacía a su antojo, utilizando la tenebra, la mentira y la extorsión para enriquecerse de manera ilegal y corrupta.
 
Ranulfo Márquez ya está muy quemado, sólo una «Cabeza de Lata» como la auditora Delia González Cobos le hace caso a este tipo de personajes permitiéndole estos actos de corrupción en el ORFIS, ocasionando todo el escándalo que se ocasionó por los «Moches Millonarios» que de una vez por todas tienen nombre y apellidos…»Tonicho y sus cómplices».

Por AdmiN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *